Impactos en la Salud

Las estufas sucias a leña sucia liberan carbono negro y una variedad de otros contaminantes al aire. El carbono negro se compone de partículas finas que son lo suficientemente pequeñas para entrar en lo más profundo de las vías respiratorias y los alveolos pulmonares. Las partículas finas son una de las mayores causas ambientales de muerte a nivel mundial. En algunos lugares, durante los meses fríos las estufas residenciales a leña pueden contribuir hasta en un 90% de la contaminación al aire por partículas (1). Estas partículas finas causan varios de problemas de salud (2), incluyendo:

● irritación de ojos, nariz y garganta
● tos, opresión en el pecho y dificultad para respirar
● función pulmonar reducida
● latidos irregulares del corazón
● ataques de asma
● ataques al corazón
● muerte prematura en personas con enfermedad cardíaca o pulmonar

Además de la contaminación por partículas, las estufas a leña también emiten muchos otros contaminantes tóxicos al aire, como el benceno, formaldehido, acroleína e hidrocarburos aromáticos policíclicos (HAP).

Nadie está a salvo de las emisiones de leña. Las investigaciones indican que niños, adolescentes, adultos mayores y personas con enfermedades pulmonares (incluyendo asma y la enfermedad pulmonar obstructiva crónica) o personas que padecen enfermedades del corazón son los más vulnerables. Los bebés también pueden ser más susceptibles. Algunas investigaciones sugieren que la obesidad y la diabetes también podrían aumentar el riesgo.

El Programa de Medio Ambiente de las Naciones Unidas y el Banco Mundial estiman que mejorando la biomasa (leña) y el carbón de estufas podrían evitar unas 230.000 muertes prematuras en todo el mundo cada año. La una mayoría de estos beneficios para la salud ocurrirían en países de la OCDE (3).

Es mejor para todo el mundo limitar la exposición a la contaminación de leña tomando medidas inteligentes para quemar de manera más eficiente y reducir las emisiones. Sólo tienes que seguir los Cinco Pasos Simples para Quemar Mejor!